Autotrasplante de grasa

La terapia autorregenerativa consiste en utilizar productos obtenidos del propio paciente para regenerar los tejidos perdidos con el paso de los años, y corregir los signos del envejecimiento.

Utilizamos fundamentalmente dos tipos de terapia autorregenerativa:

Autotransplante de Grasa, para reponer la grasa perdida, corrigiendo arrugas y moldeando rasgos faciales.
Bioestimulación mediante factores de crecimiento.

Al envejecer la grasa que se encuentra por debajo de la piel se va perdiendo paulatinamente, sobre todo en la cara.

La falta de volumen por la grasa desaparecida ocasiona flacidez de tejidos y arrugas, en definitiva, un envejecimiento facial.

Con la técnica del autotrasplante de grasa, resitituímos la grasa perdida con el paso del tiempo y corregimos la flacidez y las arrugas, logrando un rejuvenecimiento natural de la cara.

Consiste en la obtención de Grasa del paciente de aquellas zonas donde se acumula, purificación de la misma y colocación en las zonas a tratar.

El proceso es fácil, indoloro, rápido, eficaz y solo precisa anestesia local, permitiendo la reincorporación inmediata a las actividades habituales.

 

Ventajas

Permanente, con la correcta obtención y manipulación de la grasa, se garantiza la viabilidad de la grasa injertada, obteniéndose resultados estables y duraderos.

– Sin productos extraños, evitando la utilización de materiales sintéticos.

– Se puede obtener el volumen necesario para la zona a tratar.

Además, la grasa acelera la sintetización de colágeno tipo III, lo que ayuda a mantener la piel tersa y conseguir un rejuvenecimiento, no solo por el volumen restituido, sino también por inducción de una regeneración natural.

 

Utilización

La Grasa purificada, se utiliza para luchar contra el envejecimiento, con unos resultados espléndidos:

Corrige arrugas.
Da turgencia a la cara, corrigiendo la flacidez.
Remodela facciones como pómulos y mentón.

Consulta el precio de este tratamiento haciendo clic en el botón. Más información
Translate »