Cuando decidimos quitarnos un Piercing, siempre queda un agujero residual.

 

Este agujerito nunca cierra, pues es como una tubería que esta forrada de piel, y la piel con piel nunca llegará a cerrarse, dejando a la vista una marca anti-estética.

 

Si pusiéramos un punto en el agujerito para intentar cerrarlo, no funcionaria, pues sigue estando ese tubito forrado de piel.

 

 

El procedimiento para cerrar este agujero residual es muy sencillo, se tiene que quitar la piel del interior del tubito y luego dar un punto muy fino en el agujero.

 

Con esto quedará cerrado para siempre, sin apenas cicatriz.

 

La técnica que empleamos es rápida e indolora.

 

Precio de este tratamiento

El precio de este tratamiento es de 225 €.

Si se cierran más de un agujero en la misma sesión, el coste de los adicionales es de 120 €

Solicite más información Click
Menú de cierre
Translate »